lunes, 17 de marzo de 2014

El casi-churro más delicioso del mundo mundial!!

El lunes hice macarons, que ya os dije que quedaron un poco chiclosos-pobresitos... y el jueves hice un relleno que me daba mucha pereza y a la vez me hacía mucha ilusión hacer, un swiss merengue buttercream, que traducido es una crema-de-mantequilla-de-merengue-suizo. Es brutal, increible, deliciosísima, con diferencia el mejor relleno que he comido nunca en un macaron, un cupcake o una tarta!!

Siendo sincera, es un poco trabajoso, pero vale la pena, queda una textura melosa, sin saber a mantequilla, sedosa...busco el adjetivo desde ayer y no lo encuentro...
El cómo se hace lo encontré en mil páginas de internet, pero seguí los consejos de Belén de Cupcakes a gogó porque viene con fotos y todo súper bien explicado. También he visto que en en libro de Bea Roque (síííííí, por fin lo tengo!!) lo explica con unas cantidades algo diferentes que tendré que probar... En la mayoría de recetas que leí pone la misma proporción entre los ingredientes:

-1 parte de claras ( yo usé 40 gr de claras pasteurizadas)
-2 partes de azúcar normal ( 80 gr )
-3 partes de mantequilla a temperatura ambiente (120gr)
-10 gramos de cacao puro en polvo (yo usé Valor) Aquí la cantidad de cacao la puse a ojo, fui probando hasta que me gustó.:D!

Las instrucciones para hacerlos son sencillas, aunque se tarda un rato. Primero hacemos el merengue suizo calentando las claras y el azúcar en un bol al baño maría sin dejar de remover para evitar que cuaje. Como no tengo termómetro de azúcar ( si lo tuviera, sería calentar hasta los 60º), lo calenté hasta dejar de notar el grano del azúcar entre los dedos al coger un poco de la mezcla (que rico está, por cierto...) Luego lo batí con la batidora de dos varillas hasta que estaba espumosito con burbujas muy chiquitinas, unos 4-5 minutos y luego lo dejé enfriar. Cuando ya estaba frío le empecé a añadir la mantequilla poco a poco sin dejar de batir y casi lo tiro por el water!! Al principio estaba bien y de repente era una especie de mayonesa cortada  que no mejoraba por mucho que batiera!! Mira que ya estaba avisada, que eso siempre pasa, sigue batiendo... Pues cuando ya llevaba un buen rato más batiendo y dije: "en 30 segundos me rindo y lo tiro, mira que pena y que asco de tarde, he malgastado claras, azúcar y mantequilla..." ,cambió de repente de textura y se convirtió en una cosa deliciosa!!! Que alegría me llevé, jeje! luego ya rellené mis macarons y esto es lo que quedó:







Puedo asegurar que estaban tan deliciosos como parecen, de hecho esos son los 6 que quedaron para las fotos, y había hecho como 40,jajaja! Y os dije que estaban chiclosos, no? pues se arregló sólo, no sé si será el clima de Palma que los dejó con esa textura, pero en cuanto hizo un día sin humedad quedaron como tenían que quedar, que bien, jeje! Lo que no tiene arreglo es el color, jajaja, en teoría son rosa fucsia, y se me tuestaaaan en el horno..

Este miércoles tengo un curso en Guindalia, una tienda de repostería que hay aquí en Palma que está muy bien,  más cara que en la Península, pero como todo, estoy ilusionadísima!!Voy a darle el desayuno a la fierecillla, que me reclama!

Espero que os gusten!!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Debo agradecer mil veces que no te dieras por vencida con el relleno porque es lo mas delicioso que he probado nunca, tenia una textura única que yo tampoco sabría como describir; entre seda, terciopelo, algo que se funde en la boca y que es un estallido de sensaciones… en fin estaban deliciosos. ME ENCANTA.
Mar.

misscupcakes dijo...

Gracias, Mar!! mi control de calidad, jejeje!!