jueves, 27 de marzo de 2014

Red velvet cake y curso Wilton en Guindalia

Ayer hice la segunda parte del curso I de Wilton en Guindalia y la verdad que he acabado encantada. Tanto por la profesionalidad de Mónica, que nos explicó las cosas una y mil veces si hizo falta (que la hizo...), como por el ambiente que tuvimos en los dos días de curso. Mis compis eran muy majas, aunque muy perfeccionistas, jeje, yo que me quedaba tan feliz con mi primera versión de lo que íbamos aprendiendo, y ellas estresaditas por hacerlo perfecto! Será que yo soy más tranquilona, jejeje...



El curso era de técnicas de decoración de cupcakes y pasteles, pensaba que sería más básico y ha sido completísimo, he aprendido a hacer mogollón de cosas! Así que voy a tener que hacer un montón de cupcakes y tartas para practicar, ¿quién quiere probarlas?? que yo ya estoy medio saturada y dos kilos más gorda que hace 3 meses, noooo!! Operación bikini a la inversa?

Ya veréis que el mensaje de la tarta es pelín raro, pero es que...
quería escribir otra cosa (muy obvia...) y no me cabíaaa... Y eso que nos avisaron que lo primero que se pone es el mensaje!! Y también veréis que es cursiliiiiiiiiiiiiisima... Pero es porque tenía que practicar todo todito lo que había aprendido.

También os cuento que en realidad es una tarta de capas, pero lo que puse entre capa y capa era transparente y no se ve, jajajaja! Las prisas nunca son buenas compañeras :D!

Al grano, la receta del bizcocho es la de El rincon de Bea, pero os la pongo igualmente:

125 gr. mantequilla
275 gr. azúcar
2 huevos (yo le puse dos huevos M y dos yemas que tenía muertas de la risa en la nevera...)
280 gr. harina repostería
15 gr. cacao en polvo
1 cucharadita de polvo de hornear (Royal, levadura química)
1 cucharadita bicarbonato sódico
1/4 cucharadita sal
240 gr. buttermilk (Suero de leche) (también en Lidl!!)
2 cucharaditas colorante rojo (Americolor, Wilton, Sugarflair ) (yo le puse media cucharadita de colorante en pasta Sugarflair Extra Red)
1 cucharadita vinagre blanco
1 cucharadita extracto de vainilla

Luego hice un ganaché de chocolate blanco para cubrirla porque me pareció que tendría más consistencia que el frosting de queso que hago normalmente y casi casi fue un desastre, pero al final no... Creo que las cantidades no estaban todo lo ajustadas que debían porque me quedo con la textura de la leche condensada, quin desastre!! Al tema:

-400 gr de nata líquida 35% M.G.(debería haber usado 300, pero por no tirarla... Sólo la encuentro en Lidl, por cierto.)
-600 gr de chocolate Nestle blanco para postres (menos el que "probé", control de calidad...)

Se calienta la nata al fuego sin dejar de remover (para que no se queme) hasta que rompe a hervir y se vierte sobre el chocolate troceadito... Se remueve con una varilla hasta que no quedan grumos y se deja enfriar hasta que, en teoría, coge la consistencia adecuada... y un pimiento morrón! A mí se me quedó líquido líquido... Lo intenté de todas maneras,pero era como almibarar la tarde en lugar de recubrirla, así que monté el ganaché con las varillas eléctricas y ya sí que sí, sale una crema como la de un buttercream normal, perfecto!! Allá van unas fotos:




Lo primero: lo que me provoca la repostería... :D!








 Lo sé, es cursi cursi, pero es por una buena causa: aprender, aprender y aprender (y no comerme el contenido de la manga pastelera directamente, ayyyyy...)

PD:Casi me olvido, también decoramos cupcakes, más fotos!! Si alguna del curso lo ve, me dirá que fueron 4... Nos cenamos uno ayer, mmm!!





Rosa Wilton manoseada por Lucía


Roseta
Crisantemo
PD2: me hace mucha ilusión que paséis a visitarme por el blog :D!!
PD3: no sé porque me sale un recuadro blanco...


Espero que os gusten!!

3 comentarios:

Maxwell dijo...

Además la tarta estaba buenísima!

Maria de B dijo...

Gracias!! :D!

Anónimo dijo...

es la última vez que me meto hasta que vea mi prometida y esperada tarta...