domingo, 6 de abril de 2014

Angel food Cake... de rechupete!

¿O era de chocolate? ;D!
Hoy sí que me ha dado tiempo a hacer fotos, me gusta el cambio de hora :D!



La conclusión es que ha sido delicioso, el mejor "bizcocho" de chocolate que mi marido ha probado en su vida, jeje... La verdad que tiene una textura genial, muy esponjoso y muy suavito... Sólo tuve un problema con él y fue por listilla, pero luego os cuento.

La receta la he sacado del libro "El rincón de Bea" y viene genial explicado, creo que en su blog la tenéis estupendamente explicada, pero yo os la escribo aquí igualmente:

-250 ml de claras pasteurizadas, que por cierto he probado de la marca Pascual y me gustan más las de Mercadona, al menos parecen claras, las de Pascual son blancuzcas...
-1 cucharadita de cremor tártaro
-1/4 de cucharadita de sal
 -300 gr de azúcar normal, tamizado. Me sentí estúpida tamizando azúcar normal, pero si Santa Bea dice que se tamiza, se tamiza... y mejor tres veces que dos, así que a tamizar.
-70 gr de harina, también tamizada
-40 gr de cacao también tamizado
-1 cucharada generosa de extracto de vainilla. Aquí tengo que decir que yo odiaba la vainilla, la odiaba a muerte, no podía ni olerla... y desde que la uso en bizcochos le he cogido gustirrinín y se la añado generosamente a todo lo que hago, jajaja...

El hacerlo es muy sencillo, ya lo dice ella.

Se precalienta el horno a 170º.

Se baten las claras con el cremor tártaro y la sal a velocidad baja unos dos minutos y luego a velocidad alta hasta conseguir un merengue blandito. Sin dejar de batir, pero otra vez a velocidad baja, se va añadiendo el azucar poco a poco hasta que pasa a ser un merengue firme y brillante. Añadimos el extracto de vainilla y batimos un poco más hasta que esté integrado.










Ana, estas fotos del "cómo se hizo", van por tí!!

Poco a poco vamos añadiendo la mezcla de cacao y harina tamizados a velocidad baja.

A mí en este punto y aunque lo hice a velocidad baja se me bajó el merengue, así que la próxima vez lo mezclaré con espátula. Y ya os adelanto que la próxima vez será el próximo fin de semana, porque ha tenido un éxito brutal en casa, jeje...

Para esta cantidad de mezcla recomienda usar un molde de 18 cm, pero como el que yo tengo (que es prestado :D!) era de 25, pues lo usé igual, jeje, y así me quedó el pobre, bajito bajito, jajaja, si lo habéis visto alguna vez es un bizcocho muy alto (y si no lo habéis visto, googleadlo ya!)


Ups, se ven mis pies!


Lo tuve 40 min en el horno y el palillo salió limpito limpito, así que ¡para afuera! Y ahora IMPORTANTE, MUY IMPORTANTE, tiene que acbar de enfriarse boca abajo, sobre las patitas del molde para que quede bien. Si lo hacéis, quiero saberlooo...



¿Tiene buena pinta o no? ¿No le daríais un bocadito?


¿O le añadimos un poco de chocolate mejor?








¿Habéis visto qué base giratoria más chula me han regalado?

Ya os adelanto que no es la única receta del finde, también he hecho macarons lilas, pero han quedado feíiisimos, jajaja, así que me los he zampado todos, bueno casi todos, que félix y Lucía también me han ayudado, jeje...

Y también hice helado de fresa, pero esta receta de la guardo para otro día.

Espero que os guste!


2 comentarios:

Maxwell dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Maria de B dijo...

Gracias cariño! y tienes razón, hablé de las patitas del molde, pero no dije que es un molde especial con un tubo en medio para que pase el aire... Soy un desastrito