martes, 27 de mayo de 2014

Layer cake de fruta de la pasión, arándanos y frambuesas y... ¡¡fiesta!!

El fin de semana pasado le hicimos una fiesta de cumple a mi hija Lucía. Cumplió el pasado 19 de mayo un añito y aunque lo celebramos un poco en su día, el sábado hicimos una mini-fiesta con la familia y algunos amigos.

A pesar de casi se nos arruina la tarde porque amenzaba con llover, al final no cayó ni una gota y paró el viento que nos hacía volar todo, bien! Aunque no pudo soplar la vela, porque el viento la apagó una y otra vez... Cosa que tampoco es problema porque me parece que le dio más miedito que otra cosa la vela encendida, jajaja! Además es muy graciosa porque se prepara para soplar pero al acercarle la tarta huye, jajaja, el año que viene supongo que ya se enterará más :D!

Hicimos una merendola gigante, como para el doble de los que eramos y es que entre mi marido y yo nos emocionamos y nos pasamos... Peeero, no hay mal que por bien no venga, hemos comido, cenado y desayunado delicias durante dos días más.


Mirad la noria!



Pensando en que a todo el mundo le gustara hicimos dos mesas completamente diferentes, una salada y la otra dulce.

En la salada pusimos 3 quische de bacon y queso (muuucho queso, por eso es tan buena!), dos tortillas de patatas de las que siempre triunfan, una empanada gallega con el nombre de Lucía (;D), bocadillitos de jamón york, serrano, queso y foie-gras de Felanitx, mmm... (¡gracias abuela Isabel!) y tostas con salmón... De esta mesa yo sólo hice las quische, ¡todo lo demás lo hizo Félix que es un cocinitas!


ñam, ñam, ñam...


En el lado dulce, me pasé tres pueblos, os cuento, hice unos 60 macarons de vainilla, chocolate y buttercream de frambuesa con fresas naturales, hice unos cupcakes de chocolate y merengue, también unas brochetas de chuches y dos tartas, una era LA tarta de cumpleaños de mi suegra y la otra la hice yo y es la receta que os traigo hoy.

Layer cake de fruta de la pasión, arándanos y frambuesas

La receta base la saqué del libro El rincón de Bea, también está en su blog, inspirada en Martha Stewart, aunque la modifiqué, de hecho se llama One Bowl Chocolate y la mía no tiene chocolate, jeje... Ya la había hecho otra vez en la versión chocolateada y es tan sencilla y tan rica que decidí probarla con frambuesa. ¡Éxito total!

Ya lo dice Bea en su blog, que está receta es taaan fácil de hacer, que tiene delito no hacerla. Se mezcla todo en la Thermomix, en tu robot de cocina, en un bol si vas a batirlo con las varillas... Y se mezcla todo, sin más, sin miedos, sin contemplaciones!

Sale perfecta, ya os lo digo, yo lo hice en tres moldes pequeños, pero lo he hecho también en un molde de 15 cm profundo para luego cortar capas y sale igual de bien, sólo hay que ir mirando con un palillo cuando está hecha.

210 gr. harina normal
250 gr. azúcar blanco
1 y 1/2 cucharaditas bicarbonato sódico
3/4 cucharadita levadura química
3/4 cucharadita sal
3 huevos medianos
180 ml. buttermilk
180 ml. agua tibia
3 cucharadas aceite de oliva
1 cucharadita extracto de vainilla
Si la queréis como la original, añadíd 65 gr de cacao en polvo.
Si la preferís de frambuesa, añadís frambuesa en pasta al gusto.

Para que quedara más graciosa separé la masa en tres, pesándolo bien para que me quedaran tres pisos iguales de bizcocho. Y además a uno de los pisos le añadí una cucharada de frambuesa, al segundo una cucharadita y al último nada, para que me quedara de tres colores :D!

Para adornarla intenté hacer un degradado en tres colores con dos buttercream de merengue suizo, uno de fruta de la pasión y otra de frambuesas. Es más fácil de lo que pensaba que sería, sólo hay que jugar con la espátula para ir haciendo que los colores se mezclen. Ya sabéis cómo hacer la buttercream de merengue suizo, pero os recuerdo que aquí encontráis el paso a paso.

Por último le añadí unos arándanos y frambuesas naturales para acabar de adornarla y creo que quedó preciosa, ¿qué opináis?


Decorada en plan rústico y degradado

Tras capas de tres colores

También me curré la decoración con pompones de papel de seda que son súper resultones y facilitos de hacer, aunque necesitamos alguien con mucha paciencia que nos corte los papeles de seda en cuadrados, ¿verdad cariño? Unos globos, una noria preciosa que me regaló mi suegra (gracias, otra vez...) y una flor estupenda y... ¡fiesta conseguida!


Que día más feo y que pompones taaan bonitos!y facilísimos!




La tarta ha durado muy muy poco, dos días escasos, lo que parece indicar que debía estar buena. Sólo le encuentro un fallito y es que las cremas de mantequilla o buttercreams ahora que empieza a hacer más calor, se "derriten" así que habrá que encontrar una alternativa que aguante mejor... O dedicarnos a sorbetes y helados, jajaja! ¿qué tal suena "Missheladosyyo"?


Espero que os guste la receta de hoy y ¡Feliz semana!



PD: me vais leyendo pero aún no os animáis a comentar ni sugerir nada, ¿tendré que hacer un sorteo para poneros cara? pensaré en algo :D!




3 comentarios:

Gloria Soto dijo...

María!!!! Me encanta la tarta degradado!! Es preciosa y me has dado una idea para decorar una tarta para el domingo, yo pensaba que sería difícil hacer el degradado pero si dices que es fácil lo voy a intentar!! Que tiemble la espátula!

Maria de B dijo...

Gracias, Glo! Yo la hice sin capa sujeta-migas porque quería que quedara rústico, pero no es nada difícil! Mejor con el buttercream tirando a frío y la espátula calentada en un vaso de agua caliente (y secada antes de pasarla!)Quiero ver fotos!

Gloria Soto dijo...

Ok, tomo nota! Yo haré un smb a ver si no se derrite con el calor!! Jeje gracias guapa!!